La desembocadura del Río Piedras acoge el Paraje Natural Marismas del Piedras y Flecha de El Rompido. Los sedimentos que arrastra el río, las mareas y el viento del Suroeste hacen de este lugar un sitio único. Se encuentra en Cartaya y Lepe y en sus más de 2.500 hectáreas de extensión se pueden diferenciar dos ecosistemas: una lengua de arena paralela a la costa, de más de 12 kilómetros, que crece hacia el Este más de treinta metros todos los años y que alberga una playa virgen, y las marismas. En este espacio crecen plantas como la espartina marítima, el brezo de mar, el junquillo, el cardo marítimo, el loto plateado, la azucena de mar, la retama, la oruga de mar o el tomillo carnoso.

Se trata de una zona muy buena para observar a las aves. La cigüeña blanca, el aguilucho cenizo, el alcaraván, el zampullín chico, la abubilla, la espátula común, la cigüeñuela, el aguilucho lagunero, la canastera, el charrancito común, el ánade rabudo, el pato colorado, el ostrero, el charrán patinegro, el correlimos, el chorlitejo o la gaviota reidora, son algunas de las que allí se encuentran. También hay que destacar la presencia del camaleón y animales marinos como peces (sargos, mojarras, lubina, anguila…), crustáceos y moluscos como la coquina y la almeja fina.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail