La naturaleza en Huelva es tan singular que incluso la NASA se ha interesado en un caso único en el mundo. Se trata del Río Tinto, un fascinante río rojo catalogado como Paisaje Protegido, tanto el curso de agua como su entorno. Nace en la Sierra de Padre Caro y desemboca en la Punta del Sebo, en la Ría de Huelva, junto con el Odiel. En su cuenca se encuentra la mayor explotación minera a cielo abierto de Europa y una de las mayores del mundo (Corta Atalaya).
Su color es debido al sulfato de hierro que hay en sus aguas, de ph ácido y en las que se han desarrollado microorganismos que se alimentan de minerales. Esto ha sido lo que ha motivado a la agencia espacial estadounidense a elegir este lugar para estudiar formas de vida y condiciones ambientales que reproducirían las de Marte.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail