El Rocío

Esta pequeña aldea perteneciente al municipio de Almonte se convierte una vez al año en el centro de una de las mayores peregrinaciones del mundo.

Devotos de toda Andalucía, España y el mundo entero (existe incluso una hermandad en Bruselas) acuden por miles a la aldea de El Rocío los días anteriores al lunes de Pentecostés.

Durante el resto del año la aldea, más tranquila, acoge a todos los visitantes que desean conocer el centro de una pasión que trasciende lo religioso y se convierte, año tras año, en un verdadero acontecimiento social.

La Romería

El Rocío es una fiesta religiosa y una de las romerías más importantes. Se realiza en honor a Nuestra Señora del Rocío. Los romeros (peregrinos), a pie, a caballo o en carretas se dirigen a la aldea haciendo el camino. Durante el sábado y el domingo tiene lugar distintos actos religiosos y en la madrugada del lunes se desarrolla la procesión de la Virgen, tras la que los romeros realizan el camino de vuelta.

Una romería, según el Diccionario de la Real Academia Española en sus dos primeras acepciones, es un ‘Viaje o peregrinación, especialmente la que se hace por devoción a un santuario’ y una ‘Fiesta popular que con meriendas, bailes, etc., se celebra en el campo inmediato a alguna ermita o santuario el día de la festividad religiosa del lugar’. Viene de la palabra “romero”, que se aplicaba en el Imperio de Oriente a los occidentales que lo cruzaban en peregrinación a Tierra Santa y, en fecha posterior, a los peregrinos de Santiago y de Roma, dando esta última el nombre definitivo.

El Rocío se celebra en Pentecostés (fiesta del descenso del Espíritu Santo e inicio de la actividad de la Iglesia). Esa fecha varía cada año, ya que se fija 50 días después del Domingo de Resurrección, y la Semana Santa -que también es variable- se determina tomando como referencia el Viernes Santo o el Domingo de Resurrección, que deben ser el viernes o domingo inmediatamente posterior a la primera luna llena de primavera, lo que en nuestras latitudes ocurre tras el 21 de marzo (equinoccio de primavera).

Historia

El rey Alfonso X ‘el Sabio’ reconquista Niebla y todo el territorio de su reino de Taifa en 1262. Sobre 1285-1300 construye una ermita de estilo mudéjar en un paraje junto a dos coto de caza reales -Lomo de Grullo y La Rocina- en honor a Santa María de las Rocinas dando gracias por ese hecho (se solía levantar una ermita en los lugares reconquistados al Islam) y en ella puso una imagen, una talla completa de una Virgen.

Esos son los hechos históricos, pero la leyenda cuenta que en el siglo XV un pastor o cazador se hallaba en La Rocina y, alarmado por los ladridos de sus perros, encontró en el tronco de un árbol la talla de una Virgen. Este hombre cogió la imagen y se la llevó a Almonte. En el camino se durmió y cuando despertó, descubrió que no estaba. Volvió a donde la había encontrado y la halló allí. Entonces, fue al pueblo y contó lo sucedido. Tras trasladarse al lugar las autoridades de la localidad, se decidió erigirle una ermita allí y poner en ella a la Virgen. Desde entonces ese lugar se llama Virgen de las Rocinas.

En 1582 Almonte adquiere esas tierras y cinco años después Baltasar Tercero, emigrado a Las Indias, envía una importante suma de dinero para instituir allí una capellanía permanente, lo que le dará un gran impulso y evitará que, como en otros casos, tanto la ermita como el culto desaparezcan.

La Virgen, que es de talla completa, es vestida en 1635 con ropas de la época. Se trata de prendas a la moda de los Austrias, que son las que aún lleva. En 1653 la Virgen es proclamada como Patrona de Almonte y se decide dedicarle unas fiestas el 8 de septiembre. En 1758 se cambia esa fecha al “día segundo de Pascua del Espíritu Santo” (Lunes de Pentecostés) y también cambia el nombre de la Virgen, que pasa de Rocinas a Rocío.

Las hermandades tienen su origen en el siglo XVII, siendo la primera de las filiales la de Villamanrique de la Condesa (Sevilla), coetánea de las de Pilas (Sevilla), La Palma del Condado y Moguer (ambas en Huelva) y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Desde entonces surgen otras muchas, sobre todo en el siglo XX.

En cuanto a la ermita, la construida en tiempos de Alfonso X permanece en pie hasta el famoso terremoto de Lisboa en 1755. Cinco años después se inaugura un santuario mayor, reformado a principios del siglo XX y finalmente demolido para construir el actual, bendecido en 1969.

Otros hechos destacables son la coronación canónica de la Virgen en 1919 y la visita del Papa Juan Pablo II en 1993.

Hermandades de El Rocío

Tienen su origen en el siglo XVII, siendo la primera de las filiales la de Villamanrique de la Condesa (Sevilla), coetánea de las de Pilas (Sevilla), La Palma del Condado y Moguer (ambas en Huelva) y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

En la actualidad existen más de un centenar de hermandades, tanto nacionales como internacionales. A fecha de 2009 hay una Hermandad Matriz, que es la de Almonte, 109 hermandades filiales, 29 no filiales (en espera de ser admitidas en el registro de filiales), 4 asociaciones y 33 agrupaciones (el origen de una hermandad).

¿Sabías que…?

• La media luna sobre la que se halla la Virgen del Rocío responde a la descripción de la mujer según el Apocalipsis de San Juan, en el que aparece “coronada con doce estrellas y la luna en los pies”.

• Se le llama la Blanca Paloma en alusión al Espíritu Santo, ya que el Rocío se celebra el Lunes de Pentecostés (“día segundo de Pascua del Espíritu Santo”).

• Durante la celebración, esta aldea de cerca de 2.000 habitantes se convierte en la tercera ciudad de España por número de habitantes..

La Romería del Rocío, una de las más importantes y multitudinarias del mundo, tiene su origen en el año 1653, cuando la Virgen de las Rocinas es nombrada Patrona de Almonte y se decide dedicarle unas fiestas, que se celebrarían el 8 de septiembre. En 1758 se cambia esa fecha al “día segundo de Pascua del Espíritu Santo” y también cambia el nombre de la Virgen, que pasa de Rocinas a Rocío (por el Espíritu Santo, de ahí también la denominación de la Blanca Paloma).

A pesar de que la Romería propiamente dicha comienza el sábado, los romeros comienzan esta cita anual con el camino (que forma parte de todo el ritual), unos días de convivencia, viajando a pie, a caballo o en carreta y durmiendo bajo las estrellas, hasta llegar a la aldea.

Muchos dicen que “El Rocío es el camino”, ya que en esos días se comparte, se reza, se canta, se convive, se vive en hermandad, se va hacia Ella. La duración depende de lo lejos que se encuentre la población de la aldea almonteña, pero puede oscilar entre 1 y 7 días.

Las hermandades llevan en su cortejo el Simpecado, romeros a pie, a caballo, carretas de tiro, carros de tracción mecánica, todoterrenos… Y no sólo hacen el camino los hermanos, sino que muchas personas se unen a estas comitivas en su viaje -físico, emocional y espiritual- hasta la Blanca Paloma.

Los peregrinos suelen ir vestidos de forma muy característica y típicamente andaluza: los hombres, de corto, y las mujeres, con traje de flamenca, bata rociera o falda rociera. Y, por supuesto, no pueden faltar los botos.

Existen varios caminos para llegar a El Rocío: el Camino de los Llanos, que es el más antiguo y parte desde Almonte; el Camino de Moguer, que es el que toman la mayoría de las hermandades de Huelva; el Camino de Sanlúcar, que cruza el Guadalquivir por el Bajo de Guía y que es el que cogen las hermandades de Cádiz, y el Camino de Sevilla, que es por el que discurren las hermandades que vienen desde o atravesando esa provincia.

Tras el camino, la romería empieza a las doce de la mañana del sábado con la Presentación de las Hermandades, un acto que se prolonga hasta bien entrada la noche y que consiste en el paso de las distintas hermandades que peregrinan a EL Rocío -por orden inverso de antigüedad- ante el Santuario, donde rinden pleitesía con su Simpecado.

Esa misma noche, a las doce, el Simpecado de la Hermandad Matriz se dirige hacia al Santuario en lo que se conoce como el Rosario de Almonte. El domingo, Pentecostés, a las 10.00h tiene lugar en el Real la Misa de Pontifical y por la noche, el Rosario. Para celebrarlo, y al calor de las velas, las distintas hermandades se dirigen al Eucaliptal, desde donde partirá el Simpecado de Almonte hacia el Santuario, abarrotado a estas horas.

Lunes de Romería

Cuando realiza su entrada (a una hora indeterminada), los almonteños saltan la reja para sacar a su Patrona en procesión. Arropada por miles de romeros, la Virgen del Rocío recorre las calles de la aldea hasta pasado el mediodía del lunes, cuando vuelve a su Santuario y da por concluida la Romería.

A partir de este momento, las hermandades comienzan el camino de vuelta a sus localidades y la cuenta atrás para una nueva cita con la Blanca Paloma.

Pero además de los actos de devoción, en El Rocío también se canta, se baila, se come, se bebe, se disfruta… dando un buen ejemplo del carácter abierto y alegre de la gente de esta tierra.

Peregrinaciones
Todas las hermandades tienen un día al año para peregrinar a El Rocío. Esto data de 1948, cuando una de las hermandades más antiguas -la de La Palma del Condado- lo solicitó. Sólo la de Triana disfruta de dos.

Rocío Chico
Se celebra el 18 y 19 de agosto y se trata de una fiesta de acción de gracias -que data de 1813- a la Virgen del Rocío por haber librado a Almonte de las tropas francesas en 1810. Se realiza un rosario en la noche del 18 y una misa y procesión eucarística el 19.

La Candelaria
Se celebra el 2 de febrero, aunque la fiesta abarca todo el primer fin de semana del mes. En la aldea se lleva a cabo una vigilia, un rosario de la aurora y un acto de presentación de niños a la Virgen. Se llama también la Fiesta de la Luz.

Traslados
En España entera se ha tenido -y se sigue teniendo en algunos casos- la costumbre de procesionar la imagen de alguna virgen o santo para evitar sequías, erradicar plagas o librarse de epidemias. Ése también ha sido el caso de Nuestra Señora del Rocío. La primera vez que aparece documentado este hecho data de 1607 por una sequía. Y aquí está el origen de los traslados de la Virgen, pero desde 1949 se instituyó la costumbre de realizarlos cada 7 años.

La Virgen es trasladada a Almonte tras el Rocío Chico, el 19 de agosto, vestida de pastora y con el rostro tapado, que se descubre al llegar al pueblo al amanecer. Allí permanecerá 9 meses hasta la vuelta, antes de la Romería.
La próxima vez que la Virgen del Rocío visite Almonte será en 2012.

Agradecimientos


Centro de Estudios Rocieros

RUTAS Y VISITAS DESDE EL ROCÍO

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail